¡Ámate! Sólo como eres… Parte 2

La entrada pasada hablé lo mucho que a veces traemos atorado y como tenemos que ir trabajando nuestras emociones. Te pedí que hicieras una lista de las emociones que sientes cuando te ves al espejo o la calidad de pensamientos que tienes hacia tu persona…

Te preguntaba ¿cómo es esto de amarnos solo como somos? Pues como lo dije antes, es justo salir de ese caparazón y emanar la luz que estás destinada a brillar. Porque todos, por el simple hecho de ser humanos tenemos la capacidad de brillar, de demostrar nuestras virtudes y nuestros talentos.  Para que quede más claro les dejo un ejemplo.

tapping web
 A ver, para empezar el decir que “eres” algo, lo decreta y lo convierte en algo real, así que obvio vas a hacer hasta lo imposible para hacerlo verdad. Es decir, vas a programar tu subconsciente para que se te pase de sal, se caliente mucho el horno y se seque o se queme el pastel, te cortes un dedo… En fin, lograras tu cometido de “ser malísima en la cocina”

¿Qué emoción me genera no poder cocinar ni una quesadilla sin que me salga quemada? ¡Me da vergüenza! Porque no es posible que hasta el agua se me olvide a la lumbre… pues si me pongo roja y también pues lo siento en el pecho y mi estómago y como si me pongo muy roja yo siento que puedo darle un número alto como un 8 o 9.

¡FELICIDADES! Acabas de dar el primer, segundo y tercer paso para mejorar y para amarte… casi podríamos decir que ¡bateaste un jonrón! ¿Por qué? Pues ya identificaste la emoción que te está atorando tu energía y también pudiste ubicarla en tu cuerpo y además ponerle una intensidad por decirlo de algún modo.

Ahora viene la parte “divertida” vas a hacer una técnica de liberación emocional y voy a necesitar que sigas los pasos que explica tan bien mi maestra Liana en este video. http://eftcontigo.com/flashmo_215_video_player.swf

Cambia las palabras con tu “problema” para que puedas hacerlo, y hazlo hasta que tu número baje a cero.

Karate: Aunque siento esta vergüenza en un 8 en el estómago y me pongo roja porque soy malísima para cocinar y no doy una, me amo y me acepto como soy (repítelo 3 veces)
Ceja: Esta vergüenza que siento
Lado Ojo: porque no se cocinar
Bajo Ojo: porque no doy una y soy malisima
Bajo Nariz: esta vergüenza que es un nivel 8
Barbilla: y lo siento en el estómago
Clavícula: esta vergüenza
Bajo Brazo: que siento porque no cocino
Bajo Tetilla: porque hasta el agua se me quema
Muñecas: y que siento en un 8 en el estómago
Coronilla: Esta vergüenza que me hace daño.

Vas a respirar hondo y luego soltarás fuerte todo lo que acabas de trabajar. Cierras los ojos y mides a ver si tu nivel bajó. Si no ha llegado a cero por completo entonces repite la ronda y ahora cambia el nivel de intensidad al que sientes ahora. Vas a hacer esto con cada uno de las emociones que pusiste en tu listita y vas a ir trabajando cada cosa. Puedes tratar uno diario o puedes tratar uno por semana para que te des cuenta de los cambios.

Lo más importante de esto es ¡¡¡DEJARTE SENTIR!!! ¿Cómo sé que si está funcionando? Bostezos, lágrimas, frio o calor en tu cuerpo. Que no te de miedo, es una técnica comprobadísima que funciona.

 Si necesitas ayuda siempre puedes contactarme, ya sabes dónde. Haz click aquí ¡Feliz tapping!

 Un abrazo,

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*