Enfrentando los demonios

Hoy quiero tocar el tema de las relaciones personales, porque todos tenemos una persona que amamos con locura, otra que detestamos con pasión. Puede ser la misma o pueden ser distintas, siento que podemos ser nosotros mismos. Y toda persona trae su propia historia impregnada en el alma, en el corazón y hasta en las células de nuestro cuerpo

Por supuesto que las relaciones personales, como Health Coach es bien complicado tocarlas con los clientes, porque la verdad duele, sobre todo cuando se involucran las emociones y los sentimientos respecto a la persona en cuestión. Es mi trabajo hacer ver a mi cliente su realidad y que ellos solitos busquen su solución. No soy psicóloga, terapeuta o algo por el estilo, y tampoco pretendo serla, simplemente trabajo como un espejo y es que, en ocasiones no nos gusta lo que estatu al espejomos viendo porque tal vez observamos alguien débil, dependiente… Puede ser una persona frívola, lejana, poco comprometida…

Ya depende mucho de nuestra historia pero definitivamente vemos claramente cuál es el problema y a veces no queremos afrontarlo, preferimos “esconderlo” o matizarlo para que “no se vea tanto”. Como cuando te despiertas el día de tu evento especial (léase boda, graduación, cena importante, etc..) y amaneces con un barrito, vas a hacer hasta lo imposible porque no se vea  o que se esconda bajo una cantidad impresionante de maquillaje, o lo apachurras un poco y lo dejas peor o incluso puede que lo veas, te maquilles como siempre, y te importe un pepino si se ve o no. Simplemente lo ignoras y a veces hasta tienes el descaro de anunciarlo.

Por supuesto que la forma en como enfrentes depende mucho de tu personalidad. Si eres demasiado sentimental y emotiva o si eres más racional. De cualquier forma lo que sí es una realidad es que tú lo verás de acuerdo a tu percepción de las cosas. Y creo que la percepción de las cosas es aún más grave que tus emociones o sentimientos respecto al tema. Porque lo puedes percibir como un “castigo” (por haberte comido un chocolate el día anterior), como el resultado de un proceso normal de tu ciclo hormonal (a mitad de tu periodo, o al inicio), como un “ya ni modo, así me tocó y punto” o como un “ay X es un barrito y se quita.”

Lo mismo pasa con las recomendaciones que podríamos llegar a hacer los Health Coaches, dependiendo de tu percepción de la vida, será tu respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué cambiaría en tu vida si enfrentas esa relación personal que te mueve?,
  • ¿Qué ganarías acercándote a personas que son más positivas, más activas, que viven más sano?,
  • ¿Qué lograrías si dejas de pensar que todo mundo juzga tus acciones o tus gustos?,
  • ¿Qué sería diferente si logras enfrentar tus demonios, aunque duela?,
  • ¿Cómo sería tu vida si dejas de lado (y sobre todo dejas ir) a esa persona que te hace daño? (Y esto aplica también a tu YO negativo, juicioso…)

Me gustaría pensar que siempre preferimos escogernos a nosotros mismos… que NOSOTROS y la relación personal que tenemos con nuestro YO es la prioridad. Y la canción de Sara Bareilles, I choose you me gusta, pues podría aplicarse tanto a alguien más (como en el video) o aplicarse simplemente a nosotros mismos.

Y a propósito de tu ser la prioridad en  tu vida, les dejo una receta de smoothie verde para cuando simplemente quieres ser feliz, sano y empezar tu día con el pie derecho.


Smoothie verde mañanero

1/4 tz de piña picadaSmoothie verde mañanero
1 tz de espinacas
1 puño de huauzontles (solo nubecitas y hojas)
1 cdita de spirulina
1 tz de jugo de apio recién extraido

Este smoothie tiene propiedades antiinflamatorias, alcalinizantes, y proporciona mucho hierro y fibra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*