Recetas de valor

Haz lo que eres!

Desde que soy un adulto, mi papá siempre me ha dicho que tengo que encontrar un trabajo estable, pero jamás he escuchado de su boca decir que debo encontrar un trabajo  que me haga feliz, que me haga sentir satisfecha por mis logros, o tal vez por el tipo de trabajo que hago, un trabajo con trascendencia. Simplemente dice que debo hacer algo por mucho tiempo. Mi personalidad no deja que dure muchísimo en un trabajo pues debe ser algo dinámico, que me estimule intelectualmente y que me dé la oportunidad de explotar mis talentos y además de sacar el mayor provecho de mis dones.

Hace muchos, muchos años estaba yo sentada en mi cubículo y sinceramente estaba cansada de trabajar ahí. Porque a pesar de tener muchos “perks”, súper buen seguro de gastos médicos, vacaciones pagadas, dinero para gastar en lo que quisiera sin que nadie me cuestionara, y un trabajo que la verdad me daba tiempo de hacer muchas otras cosas, no era feliz, el ambiente era de mucha grilla, de cizañas, “compadrazgos” para ascender de puesto y además todo mundo me veía como bicho raro porque yo si hacía mis declaraciones y pagaba impuestos… En mi vida personal, tenía tiempo de ir al gym todos los días, mi novio (ahora esposo) era lo máximo y siempre hacíamos planes divertidos…. Era semi-feliz… ¿por qué semi-feliz? Porque mi trabajo no me llenaba. Era un trabajo que no necesitaba análisis ni ejercía mi intelecto, tampoco me inspiraba a hacer amistades o hacer más de lo que decía “mi perfil de puesto” porque el ambiente era medio gacho. Claro tenía acceso a todos los cursos gratis que quisiera y de todos los temas posibles, pero al final del día siempre terminaba todo mi trabajo del día antes de la comida y me inventaba cosas para rellenar el tiempo que debía permanecer en la oficina, para cubrir la famosa … “hora-silla.”

Y me puse a buscar, buscar, buscar y buscar… y encontré un libro buenísimo que ahora lo utilizo en mi práctica de Health Coaching para ayudarte a descubrir qué personalidad tienes y ayudarte a definir qué tipo de trabajo debes hacer para tu tipo de personalidad, por consiguiente ser feliz en tu trabajo, satisfecho porque explota tus cualidades y te ayuda a superar tus defectos… o como se dice ahora “tus áreas de oportunidad.”

A lo que me dedico hoy y lo que más me apasiona es una de las profesiones que viene en este libro y que me ha cambiado la vida para siempre porque ahora soy feliz y AMO mi trabajo y si me veo haciendo esto para el resto de mi vida, y lo más padre de hacer esto es que me da la posibilidad de apoyar a muchas mujeres (y algunos hombres) a cambiar su vida y llevarles más salud y más felicidad en su día a día.

Para hoy, una receta de snack feliz y saludable para el trabajo. (o para el lunch de los niños)

 Tortitas de arroz con jocoque, moras azules & miel de agave

 

 En un tupper poner un vasito con jocoque natural, un puñito de moras azules y otro vasito con 1 cucharada de miel de agave. En una bolsita ziploc poner dos tortitas de arroz y una cucharita.

Cuando sientas hambre en el trabajo, abre tu ziploc y tu tupper, con tu cucharita unta el jocoque sobre las dos tortitas y a uno ponle la miel de agave y al otro las moras azules. (Yo le eché semillas de hemp, pero puedes dejarlo sin semillas)

Siempre soñé con estudiar Gastronomía, pero cuando salí de prepa ni estaba de moda ni era algo que encontrabas a la vuelta de la esquina. Así que decidí estudiar otra cosa que me gustaba y lo hice, pero este gusanito de la cocina siempre lo he tenido y no es sino hasta ahora, 17 años después, que me "aviento" a compartir lo que me ha apasionado durante tanto tiempo. Ya estudiaré cuando pueda... Soy esposa y mamá feliz, todas estas recetas las he hecho para consentir a mis amores. Espero que las disfruten tanto como nosotros.

1 thought on “Haz lo que eres!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *