Recaída, re-hab

Pues que les digo, aunque sea Health Coach, no soy obsesiva o ultra rigurosa con mi dieta o ejercicio. Soy tan humana como cualquier persona y siempre busco mantener un balance en todas las áreas de mi vida, pero a veces tengo fallas y mi balance se descuadra… Y claro, como en mi plan de alimentación se incluyen granos y “carbohidratos” como normalmente se les conoce, que me hacen bien y son benéficos para mi genotipo, pensé que podria comerlos seguido y no pasaba nada, pues me traicionó el subconsciente, me equivoqué. Mi “Yo” glotón se apoderó de mi voluntad Seguir leyendo

Y que suena la alarma sísimica…

Les juro que pensé que iba a aventar el telefono cuando sonara la alarma sísimica a las 3 de la mañana… contra toda expectativa, ayer agradecí que me despertara y poder estar sentada y “en guardia” cuando llegó el temblor… creo que hasta lo senti menos… Vivir en la ciudad de México es estresante, hay muchos acontecimientos diarios y de vez en cuando nos sacude para despertarnos y hacernos saber que estamos vivos. Pues es lo mismo con nuestros cuerpos, sin embargo puede parecer que la alarma sísimica no funciona o tal vez nos hartamos de escucharla y la apagamos, Seguir leyendo

Tus genes, ¿son buenos o malos?

“No, no, no, yo no tengo ninguna alergia“. “Tengo estómago de piedra“, puedo comer de todo. Seguramente has escuchado este tipo de comentarios, y tal vez de personas que aseguran y juran por su vida que su estómago procesa lo que sea, pero son “gorditos” o “hiper flacos”; siempre tienen gripa, sufren colìtis o gastritis crónica, son estreñidos o siempre están enfermos del estómago, o les cuesta trabajo concentrarse o tienen “HDDA”. (hiperactividad y deficit de atención) Tal vez tus hijos y/o tú son así y “no te has dado cuenta” que lo que comes no te cae bien. Que Seguir leyendo

Hinchazón

Siguiendo con “Come lo que te hace bien“, debo decirles que el famoso comentario de “Toma más agua”, o el típico “es que te falta tomar agua” me choca… Y ellos, ¡¿que saben?! Tomo agua, pero me queda claro que hay cosas que me inflaman/hinchan y no puedo hacer nada al respecto… O eso pensaba hasta hace un par de semanas. Aunque pensándolo bien, pues hay algo que Si puedo hacer, y eso es NO comer lo que me provoca acidez o hinchazón… Mucha gente pensaría que es una vida miserable, pero la verdad es mucho peor despertarte y ver Seguir leyendo