Y que suena la alarma sísimica…

Les juro que pensé que iba a aventar el telefono cuando sonara la alarma sísimica a las 3 de la mañana… contra toda expectativa, ayer agradecí que me despertara y poder estar sentada y “en guardia” cuando llegó el temblor… creo que hasta lo senti menos…

Ghee casero listo para usarVivir en la ciudad de México es estresante, hay muchos acontecimientos diarios y de vez en cuando nos sacude para despertarnos y hacernos saber que estamos vivos. Pues es lo mismo con nuestros cuerpos, sin embargo puede parecer que la alarma sísimica no funciona o tal vez nos hartamos de escucharla y la apagamos, nos asustamos tanto que preferimos silenciarla… Hmmm, tal vez los gritos de nuestro cuerpo no son tan convincentes o ya estamos acostumbrados, a veces no hacemos caso por ignorancia, o porque no queremos cambiar nuestros hábitos o dejar la comida que mas gusta o nos crea adicción (aunque nos caiga fatal), o simplemente porque le tenemos una fe ciega a las pastillas y las inyecciones, a pesar de lo mucho que los químicos dañan nuestro hígado.

Esta semana vi a una persona que ha padecido mucho, de muchas cosas, problemas de riñón y glándulas suprarrenales, sistema circulatorio y linfático, piel, ovarios/testiculos, bazo, colon descendente, sistema nervioso autónomo, espalda media/baja, centro del equilibrio, cuello, centro vital, frente y sien, tiroides, garganta. Y no solo sus ojos me decían todo esto, su rostro tambien me confirmaba estas y otras cosas. Es increible lo mucho que nos habla nuestro cuerpo, lo mucho que grita y lo poco que escuchamos. Debemos poner atención, y debemos cuidarlo, nuestros sìntomas, a los que ya estamos acostumbrados, son nuestra alarma sísimica y no debemos ignorarla. Creanme lo digo por experiencia.

a fuego bajoMe acuerdo cuando tenia resistencia a la insulina alta, amanecía como si me hubieran apaleado, no descansaba nada, casi no podia despertar y me tomaba mucho tiempo, a veces sentia la necesidad de tomar una siesta a media tarde, estaba triste y juraba que tenia cero fuerza de voluntad para hacer las cosas, sentía que era una “loser” por no poder controlar mis antojos o mi “flojera y cansancio”, a veces sentia una tristeza muy profunda y tenia ganas de llorar.. pero escuché a mi cuerpo, me gritaba diario “cambia tus habitos”, “aleja personas que te hacen daño”, “has algo que te apasiona”, “busca algo que fomente tu creatividad”, “acercate a Dios y tu espiritualidad.”

quitar espumaEl dia que comencé a hacer pequeños cambios, les prometo comencé a ser feliz. El cambio mas importante lo senti cuando me alejé de una persona que se decia mi amiga pero siempre me hacia daño. Al día siguiente me refugié ante el Santisimo y les prometo que la angustia que me causaron sus palabras se esfumaron, sentí el abrazo reconfortante y despues de eso todo comenzó a fluir y mi vida floreció, mi salud poco a poco está regresando y aunque no ha sido un camino facil, creo que los cambios valen la pena, y es importante intentarlo, por mi, por mi familia, por Dios que me regalo este cuerpo y esta vida para que la disfrute una sola vez.


Y hablando de Dioses, les comparto la receta del Ghee, la mantequilla clarificada que también es llamado “oro líquido” tan famoso en la India por sus cualidades terapéuticas, tanto tomado internamente como aplicado externamente sobre la piel. Forma parte de la alimentación del pueblo hindú y se le considera sagrado y puro. Es tolerado por las personas intolerantes a la lactosa.
sigue hirviendoAlgunas de sus propiedades son:

  • Contiene entre 2 y 3% de aceite linoleico, que tiene propiedades anticancerígenas.
  • Tiene un 27% de aceites monoinsaturados, asociados a la prevención del cáncer y de enfermedades cardíacas.
  • También tiene un número considerable de antioxidantes (barredores de radicales libres), así como las vitaminas A, D, E y K.
  • Su consumo no aumenta el colesterol.
  • En sí mismo no es susceptible de oxigenación, por lo que su duración es prolongada, y no es necesario guardado en el refri.

color dorado ya sin espumaIngredientes:
250g de mantequilla de leche 100% de vaca sin sal (Gloria sin sal es muy buena, la de Costco tambien es bastante rica) o puede ser la orgánica de tu preferencia

Preparación:
Deja la mantequilla afuera una noche anterior. Partela en cuadritos y ponla en una olla a fuego bajo y dejas que poco a poco se vaya derritiendo, vas a ver que se forma espuma así que remuevela con una cuchara. Sigue quitándola hasta que desaparezca y vaya quedando una capa en el fondo de la olla. Cuando esos restos del fondo se ponen color marron (a mi se me pasó un poquito en esta foto, ¡lo siento!), la mantequilla tiene un color dorado y tu casa huele a galleta (¡YUM!) el ghee está listo para usarse. Normalmente, te tardas como media hora.caseina quemadaVacíalo en un recipiente de vidrio que puedas tapar herméticamente, pero debes esperar a que se enfíe por completo ya que si no, se le harán hongos y no está padre. Si huele agrio entonces algo en el proceso te falló y debes empezar de nuevo. No olvides utilizar un poco de manta de cielo para que no se vayan los restos de la caseìna quemada.ghee colado con mantaNo es necesario guardarlo en el refri y mientras mas días pasan, más aumentan sus propiedades y cualidades. En tiempos de calor se tarda en solidificarse por que la temperatura ambiente es mas alta. Yo lo uso para todo, pues como decía mi heroína culinaria Julia Child “everything tastes better with butter” haha si, todo sabe mas rico con mantequilla, eso es seguro y el ghee les prometo que es delicioso con todo. Si lo quieres usar estado líquido debes calentarlo a baño maría para que no pierda sus cualidades terapéuticas.ghee solidificadoVas a ver que no regresas a la mantequilla “común”, ¿me cuentas como te fue?
guille

**Las marcas mencionadas en esta receta son meramente informativas…**

One Reply to “Y que suena la alarma sísimica…”

  1. Me encantó Guille! Es cierto!!! A veces preferimos callar a nuestro cuerpo, que tantas cosas hace por nosotros. Voy a hacer mi ghee y te cuento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*